México diseña helicópteros

Durante la segunda década de los años veinte del siglo pasado, hacia 1922, el ingeniero Juan Guillermo Villasana, uno de los próceres de la aviación nacional, diseñó y construyó el prototipo del que fuera el primer helicóptero mexicano, el “Villasana No.1”. La aeronave se componía de una estructura fabricada en madera y metal que daba alojamiento al piloto y al motor, que se ubicaba de manera horizontal, hacia el frente en uno de sus extremos, presentaba un alerón horizontal y hacia la parte posterior, detentaba otra estructura que contaba con los timones vertical y horizontal similares a cualquier aeroplano, los que en conjunto proporcionaban estabilidad al aparato.

Las aspas que elevaban el helicóptero eran similares a las alas de un biplano (avión con dos alas, una superior y otra inferior) y presentaban a cada lado una hélice común de avión que por medio de bandas sinfín lograban que todo el conjunto de alas girara en un sentido logrando la elevación. Cabe destacar que la configuración del “Villasana No.1” era similar a la empleada por Pateras Pescara, un diseñador argentino que fabricó su helicóptero en 1924.

Por desgracia no existe documentación amplia acerca de este diseño, ni se sabe si el mismo llegó a elevarse alguna vez, solamente se cuenta con algunas fotografías del aparato en tierra en la zona de los Talleres Nacionales de Construcciones Aeronáuticas y con el testimonio de la propia hija del prócer, Esperanza Villasana, que en sus memorias relata la existencia de este aparato sin hacer mención de mayores detalles. Por su parte, Felipe H. García, que en su juventud fue un personaje cercano a los pioneros de la aviación, relata que tras un breve periodo de pruebas y estudios, el helicóptero fue estacionado al exterior de uno de los hangares de los talleres y que tras una fuerte ventisca éste se volcó y se destruyó parcialmente. No obstante, este es un valioso testimonio de la capacidad intelectual de los pioneros de la aeronáutica nacional.

A través del tiempo el helicóptero ha demostrado su practicidad pues no requiere de grandes espacios en los aeropuertos para su operación y su mantenimiento es simple y económico en comparación con las aeronaves tradicionales. La historia del helicóptero nace el 30 de noviembre de 1907 cuando Paul Cornu, un ciudadano francés fabricante de bicicletas logró elevarse a bordo de su artefacto de vuelo vertical por veinte segundos y a treinta centímetros de altura, toda una hazaña para la época, escribiendo quizá el segundo capítulo de aviación en importancia después del aeroplano, Cornu obtuvo el reconocimiento por el primer vuelo vertical en el mundo y su éxito dio la vuelta al mundo por medio de las publicaciones que lo detallaron, motivando a nuevos entusiastas, como Juan Guillermo Villasana, a seguir sus pasos.

Con el paso del tiempo el helicóptero se ha convertido en una de las aeronaves más utilizadas en nuestro país, tanto en la aviación general como en la militar, logrando que durante la década de 1990-2000 México contara con la segunda flota más importante a nivel mundial superada solamente por Estados Unidos.

Por: Ihuitl Maldonado G.

Bookmark and Share

Comentarios (2)

 

  1. La información que se tiene sobre la historia de máquinas, equipo y personas que hicieron posible poner en práctica los principios de la física y de la mecánica deberían tener más difusión para conocerlos con más detalle.

  2. Andres Ramon Huerta Mejia dice:

    Saludos Hiuitl

    Recuerdo que tenias un plano realizado por ti de este helicoptero.
    Saludos

Deje una respuesta